Cómo hacer crepes

Descubre las mejores recetas de crepes

Crepes de espinacas

Puede parecer complicado, pero este crepe es muy sencillo, colorido y sabroso, y te llevará muy poco tiempo hacerlo. Es una alternativa más saludable a la masa convencional, pues tiene espinacas en la masa y está elaborado con harina integral de trigo.

Su color verde brillante lo hacen perfecto para cualquier comida, y sirve para cualquier relleno salado. Pollo, jamón, setas, queso, gambas... todo le combina de maravilla.

Crepes de espinacas

Ingredientes para 6 crepes

Para la masa de crepes:

  • 1 huevo
  • 5 cucharadas de espinacas congeladas, picadas
  • 1/2 taza de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Una pizca nuez moscada
  • Leche, calcular la cantidad a ojo
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pechuga de pollo en trocitos
  • 200 gr de queso rallado
  • 6 tomates cherry
  • 12 espárragos trigueros
  • Sal y pimienta negra molida

Instrucciones

En un bol, añade la harina, las espinacas congeladas, el huevo, el aceite de oliva, la nuez moscada, una pizca de sal y la leche. No he puesto una cantidad específica de leche, pues hay que añadirla a ojo. Agrega suficiente cantidad como para tener una masa fina, pero no demasiado líquida, que tenga la consistencia de la nata líquida.

Bate todos los ingredientes con la túrmix hasta que esté lisa y homogénea. Deja reposar la masa tapada aproximadamente una hora.

Engrasa una sartén o crepera con un poco de mantequilla y caliéntalo a fuego medio-alto. Añade un cacillo de masa en en el centro de la sartén y espárcelo por toda la superficie. Cocínalo durante aproximadamente 1 minuto, hasta que veas que se ha cuajado y los bordes empiezan a dorarse.

Dale la vuelta con cuidado de que no se rompa, y deja que se cocine por el otro lado durante 30 segundos. Saca el crepe a un plato y continúa con la cocción de los demás crepes.

Para hacer el relleno, saltea la cebolla finamente picada en el aceite caliente durante 5 minutos. Incorpora el pollo, en trocitos pequeños y deja que se cocinen durante 15 minutos más.

Mientras tanto, parte los tomates cherry por la mitad y ponlos en una bandeja, haz lo mismo con los espárragos trigueros, rocíalos con aceite de oliva, salpiméntalos y ásalos en el horno a máxima temperatura, hasta que estén bien dorados.

Rellena el crepe con la mezcla de cebolla y pollo, espolvorea un poco de queso por encima y coloca también los tomates cherry y los espárragos. Cierra los crepes y colócalos en una fuente o bandeja para horno.

Introdúcelos en el horno durante 10 minutos, hasta que el queso se haya derretido.