Cómo hacer crepes

Descubre las mejores recetas de crepes

Crepes con thermomix

No hay ninguna receta que se me resista con la thermomix. Se puede hacer de todo, incluso crepes. En vez de utilizar una batidora de vaso, lo mezclo directamente en el vaso de la thermomix.

Quién diría que con tan pocos ingredientes se puede hacer algo tan rico. Y lo mejor es que se pueden rellenar de todo lo que te gusta, ya sea dulce o salado. Yo sólo pongo la receta de la masa, el relleno lo ponéis vosotros.

Crepes con thermomix

Estas cantidades dan para 8 crepes:

INGREDIENTES

  • 2 huevos grandes
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 taza de harina de trigo
  • 50 gr de azúcar
  • 270 ml de leche entera o semidesnatada
  • Mantequilla derretida

PREPARACIÓN

Vamos a empezar añadiendo todos los ingredientes en el vaso de la thermomix. Seleccionamos 20 segundos y velocidad 4. Una vez que la masa esté bien fina, dejamos que repose durante al menos 30 minutos. Este paso no os lo saltéis, pues el reposo permite que los sabores se mezclen y quede con una textura más uniforme.

Después de ese tiempo, calentamos una sartén de 20 cm a fuego medio-alto. Engrasamos la base con un poco de mantequilla derretida o aceite de oliva. Yo suelo esparcirlo con un pincel o un papel de cocina para que se distribuya bien.

Cuando esté caliente, vertemos 3 cucharadas de la masa en la sartén y lo movemos para que la masa se reparta uniformemente por toda la base.

Lo dejamos al fuego durante uno o dos minutos, hasta que la parte superior se seque y los bordes empiecen a dorarse. Con ayuda de una espátula, aflojamos el borde y lo introducimos a la mitad para darle la vuelta. Dejamos que se cocine por el otro lado durante unos cuantos segundos, hasta que las manchas marrones aparezcan en el otro lado.

Sacamos el crepe a una rejilla para que enfrie y volvemos a en grasar la sartén y a calentarla. Repetimos el proceso de igual manera hasta terminar la masa.

Notas

Es mejor no colocar los crepes uno encima de otro, pues están calientes y emiten vapor. Si los puedes poner en una rejilla para que enfríen por los dos lados mucho mejor. Y si los tienes que apilar, coloca una hoja de papel vegetal en el medio de los crepes.

Si los crepes van a rellenarse de ingredientes salados, omite el azúcar.

A la masa se le puede añadir alguna especia como canela, nuez moscada o jengibre, o extracto de vainilla. Si es un crepe salado, puedes añadir hierbas aromáticas.

Puedes utilizar una crepera si tienes, o una sartén antiadherente para que no se peguen.

Los crepes hechos se pueden guardar en un recipiente hermético en el frigorífico durante 4 o 5 días. También se pueden congelar durante varios meses.