Cómo hacer crepes

Descubre las mejores recetas de crepes

De trigo sarraceno

Los crepes, también conocidos como galettes en Francia, se pueden hacer de muchas maneras y con muchos ingredientes diferentes. La harina no tiene porqué ser de trigo, y eso lo demuestra la receta de hoy.

Unos crepes con trigo sarraceno que cada vez están ganando más popularidad, porque resultan una alternativa deliciosa, saludable y libre de gluten, a los crepes tradicionales.

De trigo sarraceno

Un relleno tradicional es con queso y jamón york, con un huevo frito en la parte superior. Pero como lo mejor es experimentar, te animamos a rellenarlo con tus propios ingredientes, y a compartir tus propias combinaciones favoritas de carne, pescado, queso, huevos, verduras, frutas, frutos secos, etc..

Ingredientes para hacer de 10 a 12 crepes:

  • 120 g de harina de trigo sarraceno
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes
  • 240 ml de leche entera
  • 1 cucharada de mantequilla derretida sin sal
  • 60-120 ml de agua
  • Mantequilla, aceite o spray antiadherente para engrasar la sartén
  • 20-24 cucharadas de queso rallado
  • 10-12 lonchas finas de jamón york
  • 10-12 huevos

Instrucciones

Para hacer la masa de los crepes, bate la harina de trigo sarraceno, la sal, los dos huevos grandes, la leche y la mantequilla con una batidora eléctrica hasta tener una masa fina.

Cubre la masa y deja que repose en el frigorífico durante al menos 2 horas o toda la noche. Cuando haya pasado el tiempo, aligera la masa con agua, utilizando menos cantidad para hacer crepes más gruesos y más cantidad de agua para hacerlos más finos. Esto dependerá de tus gustos.

Precalienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto y engrásala con mantequilla, aceite o spray antiadherente. Vierte suficiente masa para cubrir el centro de la sartén, y muévela para repartirlo por toda la base.

Cocina el crepe de 1 a 2 minutos por el primer lado, hasta que esté dorado y se levante fácilmente de la sartén. Dale la vuelta y rellénalo con 2 cucharadas de queso rallado y una loncha fina de jamón york cortado. Cocínalo hasta que el queso se derrita y se dore la parte inferior.

En una sartén aparte, fríe un huevo al punto de cocción que desees, coloca el huevo en el centro del crepe y dobla los bordes hacia el centro para hacer un cuadrado.

Haz lo mismo con el resto de la masa y de los ingredientes y sírvelo de inmediato.

Notas

Los crepes se pueden preparar uno o varios días antes y guardarlos en un recipiente hermético en la nevera. Después, solo tendrás que volver a ponerlos en la sartén caliente y rellenarlos.