Cómo hacer crepes

Descubre las mejores recetas de crepes

Crepes fáciles

Aunque siempre que pensamos en crepes, lo hacemos en su variedad dulce, esta masa puede ser la cena o el aperitivo perfecto.

Prueba estos crepes rellenos de espinacas, carnosas setas y un sutil queso de cabra como una cena ligera con una ensalada al lado.

Crepes fáciles

Cuando entres en el mundo de los crepes salados, no querrás salir. Y como son tan fáciles de hacer y hay tantas posibilidades, quedarás atrapado para siempre.

Ingredientes:

Para la masa del crepe:

  • 1 taza (125 gr) de harina
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 3 huevos grandes
  • 120 ml de leche
  • 2 cucharaditas de aceite o mantequilla derretida

Para el relleno:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 340 gr de champiñones o setas mixtas
  • 1 cebolla, finamente picada
  • 1 cucharadita de romero picado
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 140 gr de espinacas frescas
  • 6 cucharadas de queso de cabra rallado

INSTRUCCIONES

Hacer los crepes es muy sencillo. En un bol añade la harina, la sal, los huevos, la leche y el aceite (o la mantequilla) y bátelo todo con una batidora hasta que tengas una masa fina y suave, sin grumos.

Lo ideal es que dejes reposar la masa durante 30 minutos en el frigórifico, pero si tienes prisa puedes utilizarla en el momento.

Engrasa una sartén antiadherente con mantequilla y caliéntalo a fuego medio-alto. Cuando veas que ha cogido calor, vierte aproximadamente 3 cucharadas de masa en el centro de la sartén. Inclínalo inmediatamente y gira la sartén para extender la masa uniformemente sobre todo el fondo.

Continúa con la cocción hasta que la parte de abajo se haya dorado ligeramente, esto lleva aproximadamente de 30 segundos a 1 minuto. Utiliza una espátula de silicona resistente al calor para levantar el borde, y rápidamente dale la vuelta.

Deja que el crepe se cocine hasta que el segundo lado esté ligeramente dorado, durante unos 20 segundos. Reserva los crepes sobre una bandeja.

Repite este proceso con la masa restante. Si ves que la sartén empieza a quemarse, reduce la temperatura. Cubre los crepes con un paño de cocina limpio o manténlos calientes en el horno a 100º C.

Mantén calientes los crepes hasta que hagas el relleno. Para ello, calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio, agrega los champiñones (o setas), la cebolla, el romero y la sal, y saltéalo hasta que estén blandos, aproximadamente unos 6 minutos.

Incorpora las espinacas, y cocínalo hasta que se ablanden, en menos de 5 minutos lo tienes.

Por último, rellena los crepes. Extiende la mezcla de champiñones y espinacas en el centro, dejando espacio en los bordes. Agrega 1 cucharada de queso de cabra y pliega los lados para darle una forma cuadrada, dejando una ventana en el centro.

Para que los bordes no se muevan, presiónalos hacia abajo.