Cómo hacer crepes

Descubre las mejores recetas de crepes

Crepes de jamón y queso

Aunque los más populares son los dulces, los crepes saldos también están deliciosos. Los puedes rellenar con lo que quieras, y es una buena manera para aprovechar las sobras. En vez de añadir azúcar a la masa, añadimos sal y un poco de aceite. También se puede enriquecer con alguna especia o hierba aromática (en los consejos os dejo algunas ideas).

La combinación de jamón york y queso es un acierto, así que es lo que vamos a utilizar como relleno de nuestros crepes salados de hoy. Aquí están los pasos.

Crepes de jamón y queso

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 40 minutos

Ingredientes:

Para los crepes:

  • 250 ml de leche
  • 1 huevo
  • 135 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de aceite de girasol
  • 1/2 cucharadita de sal, o más si es necesario
  • 8 cucharaditas de mantequilla sin sal

Para el relleno:

  • 500 gramos de jamón york en lonchas
  • 225 gramos de queso Gruyère, en lonchas finas
  • Pimienta recién molida, al gusto

Cómo se hace la receta:

Para hacer los crepes, añade la leche, el huevo, la harina, el aceite y la 1/2 cucharadita de sal a un vaso y bátelo con la batidora hasta que esté suave, aproximadamente 1 minuto. Cubre el recipiente y mételo en la nevera durante al menos 2 horas (puede ser toda la noche).

Pon a calentar una sartén a fuego medio y añade 1 cucharadita de mantequilla para que se derrita. Esparce la mantequilla por toda la base con un pincel y deja que se caliente.

Vierte 2 cucharadas de masa en la mantequilla caliente e inclina la sartén hacia los lados para que se reparta por toda la superficie.

Cocina el crepe hasta que esté dorado por abajo, de 1 a 2 minutos. Con una espátula, dale la vuelta al crepe para que se haga por la otra cara, de 1 a 2 minutos. Transfiere el crepe a un plato y vuelve a repetir el proceso añadiendo otra cucharadita de mantequilla, hasta que la masa se agote.

Para rellenar el crepe, colócalo sobre una superficie limpia. Coloca encima unos 60 gr de jamón y 30 gr de queso. Sazónalo con sal y pimienta negra y dóblalo en cuartos. Repite el relleno con los restantes crepes.

Vuelve a calentar la sartén a fuego medio y engrásala con un poco de mantequilla. Coloca el crepe en la sartén y deja que se cocinen por los dos lados, hasta que el jamón se caliente y el queso se empiece a derretir, de 1 a 2 minutos por cada lado. Sírvelos de inmediato.

Consejos:

Puedes añadir a la masa unas hierbas aromáticas como tomillo, albahaca, orégano o perejil.